America Latina

Un ecoturismo latinoamericano

La nueva forma de turismo respetuoso del medio ambiente está cada vez más en auge en las regiones iberoamericanas.

Las zonas en las que se encuentran enclaves turísticos habitados por comunidades indígenas en la mayoría de los casos viven en una situación difícil de pobreza con bajos niveles de desarrollo económico.

El turismo ” justo”, consiste en la práctica del turismo asociado al respeto del medio ambiente. Particularmente, entre sus objetivos principales, están el fomento del crecimiento inclusivo, equitativo y duradero, el reducimiento del cambio climático debido a los gases de efecto invernadero, el reconocimiento de la diversidad cultural y el buen vivir en armonía con la naturaleza.

Se subrayan tendencias favorables por lo que concierne a este tipo de eco-actividad, y este éxito se debe a las influencias de factores interiores (por parte de los pueblos interesados y los turistas) y exteriores ( presiones externas): o sea, las comunidades quieren una comercialización auto gestionada de sus propiedades de manera que reciban un ingreso complementario derivado de esta actividad rural comunitaria, los turistas quieren acercarse a lo local, lo genuino, lo auténtico y están conscientes de su papel en la conservación de la tierra; y finalmente los órganos nacionales que intentan regular nuevas leyes y fijar objetivos para el cese de la destrucción ambiental y cultural.

Entre los países pioneros, México, con 1239 empresas y proyectos, está en primera posición en cuanto a presencia de turismo equitativo. Entre ellas la «red indígena de turismo de México», una asociación que recoge empresas diversas reunidas bajo un objetivo común de «avance y progreso mediante el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de los pueblos, integrando participativamente estrategias de fortalecimiento humano, social, económico y productivo», o bien, la nueva organización sin ánimo de lucro «turismo justo» que se basa en hacer tomar conciencia a los pueblos indígenas y a los visitantes, de la necesidad de modelar un turismo favorable para ambos.

Estas asociaciones, así como otras, presentes en toda Suramérica, miran a impulsar el turismo verde, dado que esto, por sí sólo, podría paliar la crisis económica de los países en vía de desarrollo.

<> La colaboración entre actores sociales turísticos: casos reales .

La fundación «programa andes tropicales» propone una serie de rutas por los Andes venezolanos, con la posibilidad de alojarse en casas andinas tradicionales; la «Latinoamericana de Turismo» programa viajes en toda América del sur para descubrir la verdadera dimensión del país y mostrar los resultados de la solidaridad así como «Prainha do canto verde» que promueve el artesanado local y la valorización de los aspectos de la propia identidad. Todas estas iniciativas están bien aceptadas por parte de las comunidades, como afirman algunos entrevistados de una investigación efectuada por RITA «Red Indígena de Turismo de México» en la que declaran:

<< El ecoturismo nos permite trabajar con nuestras herramientas, tanto con los senderos, tanto con la artesanía y tanto con las comidas típicas de la comunidad >> y << El 90 por ciento de los habitantes de la comunidad, participamos en el turismo, y de este ingreso, se benefician más que todos estudiantes, se les da la posibilidad a las personas de mejorar las infraestructuras. >>

Una agenda especial latinoamericana, se convocará bajo los auspicios de la comisión económica para América latina y el Caribe «CEPAL» que se guiará por los principios establecidos en la Agenda 2030 aprobada en Septiembre de 2015 por la ONU con el intento de examinar, regular e implementar los objetivos de desarrollo sostenibles.

El acuerdo entre turistas y habitantes locales es de suma importancia: los turistas deben abandonar las comodidades del turismo masivo y los locales deben comprender la importancia del turismo tanto a nivel económico como a nivel de intercambio cultural.

El turismo equitativo, si está en manos de gente que lo hace con fines benéficos y no lo hace sólo para meter dinero en el bolsillo resolverá las necesidades de los actuales turistas y de las regiones anfitrionas mientras protegerá e incrementará oportunidades de futuro. El manejo de todos los recursos debe ser de tal manera que “las necesidades económicas, sociales y estéticas se satisfagan, mientras se mantenga la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas a favor de la vida” (OMT, Organización Mundial de Turismo).

<> El turismo justo y los medios de comunicación

Los medias desempeñan un papel importante en la gestión del Desarrollo Sostenible. Ante todo cabe subrayar su capacidad para crear conciencia en la sociedad sobre la cuestión; pues bien sería imposible cambiar las acciones humanas sin cambiar la psicología de las mismas, o sea, los medias tienen en este caso el papel de modificar las conciencias de tal manera que cambie también la conducta de los individuos. Sirven, por lo tanto, de formadores culturales, puesto que gran parte de los conocimientos que cada uno tiene proviene de ellos y de hecho producen efectos importantes ya que alcanzan un público amplio.

El ecoturismo forma parte de las numerosas iniciativas que florecen a raiz de la toma de conciencia del carácter urgente de actuar para proteger el medioambiente.

Si quieren profundizar más en el tema, les invitamos a visitar las siguientes páginas digitales:

http://media.unwto.org/es/press-release/2015-11-18/medios-de-comunicacion-y-agentes-turisticos-se-reunen-en-tunez-para-estudia

http://media.unwto.org/es/press-release/2013-12-10/3-conferencia-internacional-sobre-turismo-y-medios-de-comunicacion-nuevos-f

Anuncios