España/Pensando el periodismo/Sociología

La crítica literaria en la actualidad : ¿decadencia o adecuación con su tiempo?

La crítica literaria hoy parece dejar entrever una noción de cultura que poco tiene que ver con aquella considerada elitista, refinada y reservada para unos pocos. El auge de la novela negra, el comentario de libros de escaso valor literario y  la  desaparición casi total de la poesía entre los géneros reseñados en los suplementos culturales españoles pueden ser algunos indicios de esta transformación.

 

provincia_2015826_2008466291

(EFE / Provincia: “4a entrega de la saga Millenium” – 2015)

En noviembre de 2011 aparecía un artículo en Babelia, en el cual los críticos literarios más influyentes de la actualidad analizaban el presente de su profesión. Algunos de los aspectos que más se lamentaron fueron la complacencia cada vez mayor y la disminución de la exigencia. Pero sobre todo denunciaron el compromiso creciente de los críticos, ya no con la calidad literaria, sino con las editoriales y  la posibilidad de que la crítica no sea en algunos casos más que una publicidad encubierta.

Esta especie de “radiografía de la crítica literaria” realizada por quienes la llevan a cabo en el presente tanto en Europa como en América da al menos una pauta confiable acerca de su funcionamiento hoy en día. Un trabajo exhaustivo de relevamiento de las críticas literarias durante un mes entero en tres de los suplementos culturales más importantes de España, en su versión digital (Babelia, El Cultural, y ABC Cultural) bien podría colaborar en este sentido. Así como también podría ayudar a pensar en torno a otras cuestiones tales como: ¿Qué noción de cultura deja entrever la crítica literaria hoy en día? ¿Cuál es la particularidad hoy de los suplementos culturales?

La poesía y el teatro: los géneros olvidados

La pesquisa durante el mes de setiembre de 2015 arrojó los siguientes resultados: hubo 115 reseñas de libros en total tomando en cuenta todo el mes y  los tres suplementos. 55 de ellas fueron comentarios de obras del género narrativo, 48 de ensayo, 10 de poesía y 2 de género dramático.   En cuanto a la procedencia de los autores hubo 49 españoles, 35 del resto de Europa,  19 estadounidenses, 13 latinoamericanos y 3 africanos.  Por un lado narrativa y ensayo en cuanto a géneros literarios, y españoles y europeos en tanto nacionalidad de los autores reseñados, encabezaron estos resultados en el resultado total y en cada uno de los medios. La tendencia más general se podría resumir de la siguiente manera: preeminencia absoluta de la narrativa y del ensayo sobre la poesía y el género dramático y primacía de los autores españoles y europeos.

Por eso llama la atención cuando El Cultural comenta un libro de poesía de jóvenes brasileños desconocidos o cuando Babelia propone una crítica de un ensayo de una autora africana, dado que estas reseñas representan la contracara de esta tendencia más general.

Lo que probablemente no llame tanto la atención sean las coincidencias de las críticas en los tres medios. Los libros que han tenido presencia en los tres suplementos culturales en el mismo mes, son o bien obras de autores españoles que tocan temas de interés nacional como la historia de Catalunya, o de autores extranjeros de gran renombre a nivel mundial. Ningún libro de teatro o poesía tuvo la suerte de ser reseñado por los tres medios durante el mismo mes.

¿Qué función puede tener criticar un libro de escaso valor literario?

¿Qué dice de la crítica literaria, en tanto práctica cultural, la crítica de un libro que se reconoce de mala calidad? ¿Qué implicación puede tener en el funcionamiento actual de los suplementos culturales? ¿A qué noción de cultura nos remite?

Lo que no te mata te hace más fuerte de David Langercrantz supuso un gran acontecimiento editorial al tratarse de la cuarta entrega de Millenium, trilogía mundialmente aclamada del difunto Stieg Larsson. Dicho acontecimiento no fue ignorado por ninguno de los suplementos culturales aquí en cuestión. E incluso la cobertura de este gran acontecimiento traspasó al espacio habitual de los suplementos culturales. ABC se encargó de preparar, y casi que celebrar su lanzamiento en sus páginas de Actualidad y El País también ya hablaba del libro en las páginas habituales de cultura (no en las específicas del suplemento) antes de que apareciera la crítica en Babelia, y hasta ofrecía la posibilidad de leer un capítulo.

Esta forma de tratar el evento nos pone delante de un acontecimiento que trasciende sin dudas al mucho más austero mundo de las letras. Ahora bien, quienes han reseñado este gran suceso de la novela negra sueca coinciden en resaltar este hecho: se trata más de un gran fenómeno editorial que literario. Y dicha obra estaría lejos de representar la literatura seria y refinada vinculada a la alta cultura.

Está bien. Los críticos nos previenen sobre ese punto, nos advierten que no se trata de un buen libro. Pero al mismo tiempo le conceden el espacio y asimismo generan inevitablemente su publicidad. El hecho de criticar un libro que se reconoce de mala calidad por lo menos nos alejaría del supuesto de que los suplementos culturales mantienen una postura elitista y conservadora respecto a la alta cultura. Los resultados del relevamiento apuntan también en este mismo sentido: los géneros más comentados son los más leídos, no por las élites sino por la mayoría, mientras que los autores reseñados deben guardar cierta proximidad con el público. La idea de una alta cultura, conformada por aquellas obras excepcionales, de la humanidad y resguardada por los suplementos culturales y por una crítica literaria exigente, parece haber quedado bastante atrás. Posiblemente la actualidad que deja entrever esta crítica literaria sea el reflejo del ocio y del entretenimiento, tan temidos por Hannah Arendt y la Escuela de Frankfurt, incidiendo y gobernando la actividad cultural, de la cual la crítica literaria también es parte.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s