España

Felipe VI marca puntos

El primer aniversario de la proclamación de Felipe VI el pasado 19 de junio fue la ocasión de hacer el balance del primer año de su reinado. Entusiastas o amargos, los medios de comunicación no se quedaron sin voz.

Felipe IV, abril de 2015

Felipe IV, abril de 2015

La abdicación de Juan Carlos I a favor de su hijo el príncipe de Asturias, el 2 de junio de 2014, era la ocasión perfecta, para los monarcas, de intentar frenar la crisis monárquica en España. Tras varios años marcados por polémicas implicando directamente a miembros de la familia real, era tiempo de dar un giro a la monarquía. El contexto político no era favorable con la crisis económica persistente y el surgimiento de reivindicaciones por un referéndum sobre el modelo de estado. Por lo tanto, la proclamación real que tuvo lugar el 19 de junio de 2014 conllevaba en sí un verdadero desafío que tenía que aceptar el nuevo rey Felipe VI : la mejora de la imagen de la familia real y la justificación del mantenimiento de la tradición monárquica.

El consciente y el inconsciente del discurso mediático
Un año después, llegó la hora de hacer el balance del nuevo rey. Para cubrir el evento, los dos grandes periódicos El País y el ABC pidieron encuestas sobre la satisfacción de los españoles sobre la manera en la que Felipe VI desempeña sus funciones. A pesar de resultados similares, un 81% de opinión favorable según Metroscopia para El País, y un 83% según GAD3 para ABC, los dos diarios revelan reflexiones distintas acerca del balance del primer año de reinado. Por lo cual, es interesante observar qué discurso construyen los medios de comunicación conscientemente, según sus simpatías políticas, pero también, qué tendencia general se desprende de la parte más “inconsciente” del discurso mediático. ¿Qué intentó decirnos la prensa? ¿Se puede discernir una tendencia general?
Para tener una visión amplia del discurso producido por los medios de comunicación, nos pareció conveniente apoyarnos sobre tres diarios con simpatías políticas distintas: el periódico de centro-izquierda El País a partir de su editorial “Primer año del Rey” del 19 de junio de 2015. Lo hicimos contrastar con un artículo del diario más conservador y monárquico ABC “Aplauso a la Corona tras 12 meses de renovación”, publicado el 19 de junio de 2015. Por fin, utilizamos también el artículo de Julia Pérez “Un año con cuatro reyes” datado del 31 de mayo de 2015 publicado en el periódico digital más jóven e identificado como de izquierdas: Público.es.

Tres artículos, tres estrategias distintas
Los títulos suelen ser buenos indicadores del tono general de un artículo. El de ABC es el más comprometido “Aplauso a la Corona tras 12 meses de renovación”. Solo en el título de Mariano Calleja ya tenemos mucha información sobre el contenido del artículo: el balance es positivo y hubo un esfuerzo de renovación por parte de la familia real. Pero también, la elección de la palabra “aplauso” no es anodina. No se ha contentado con términos neutrales “positivo” o “favorable”, ya está en la interpretación del resultado de los datos, calificándolo como “aplaudido” por los españoles.
Al contrario, el artículo del País, es más sobrio: “Primer año del Rey”. El título se enfoca más bien en el personaje del rey y no de la familia real entera. No revela directamente si el balance es positivo o negativo y tampoco aparece el nombre de “Felipe VI” sino su título de “Rey”. Aquí, el autor toma un poco más de distancia con los eventos, el título es neutral, y deja claro que será el Rey, su función en sí, el tema del análisis, y no Felipe VI como persona.
“Un año con cuatro reyes”, el título del artículo de Julia Pérez para Público, propone un enfoque totalmente distinto de los de El País o del ABC. Efectivamente, el título subraya la forma que tiene la Jefatura del Estado, con la presencia excepcional de cuatro reyes: dos reyes reinantes Felipe VI y Letizia, y dos reyes “eméritos” don Juan Carlos y doña Sofía, estatutos creados inmediatamente después de la abdicación, especialmente para ellos.

El balance, una cuestión de vocabulario
A partir de estos tres enfoques distintos del evento, no es sorprendente que nos encontremos con tres contenidos muy diferentes. El artículo del ABC presenta los resultados de la encuesta de GAD3 y procede a un trabajo de interpretación de los datos. En la elección de los subtitulares “Nueva etapa” y “Buena formación” se nota el campo léxico muy positivo que se está utilizando para transmitir confianza y estabilidad. El subtítulo “Nueva etapa” es claramente una elección deliberada de la redacción porque justamente este párrafo trata de calificar el sentimiento de los españoles sobre los cambios en la monarquía: “Los ciudadanos están más divididos, casi a partes iguales, entre los que creen que el reinado de Felipe VI supone una nueva etapa en la Monarquía y los que sostienen que es continuidad de la anterior : 48,9 por ciento frente al 48,2 por ciento.” Con este ejemplo, vemos que a pesar de resultados muy cercanos, es más bien la visión de una “Nueva etapa” lo que quiere destacar Mariano Calleja. Percibimos aquí, la voluntad de marcar una diferencia entre el reinado de Juan Carlos y el de Felipe VI. La presencia de la palabra “renovación” en el título, viene otra vez más apoyar esta tesis : el artículo insiste sobre el trabajo que ha hecho la Corona para mejorar su imagen. También, es interesante ver que dan este esfuerzo como sentado, y que la monarquía parece ya estar gozando de su nueva fama: “Los ciudadanos están satisfechos, de forma mayoritaria, con este inicio de reinado de Don Felipe, marcado por la renovación de la Corona y las medidas de transparencia.”

La necesidad de un rey
Al revés, el artículo del País no da esta mejora por sentada: “el Rey ha iniciado esa renovación, pero es necesario que continúe ese proceso con mas intensidad y ejerza el papel de dinamizador del cambio que de él se espera”. Aquí, los cambios y esfuerzos para renovar la imagen de la monarquía no son el enfoque principal. Se trata más bien, como demuestra el final de la cita, de cuestionar el papel de Rey en el seno de la democracia. El objetivo es distinto: no se trata de dar una nueva imagen a una institución sino de ver cómo esta institución, que ha sido empañada, puede contestar a las expectativas de una sociedad entera “para afrontar el cambio que piden los españoles”. La cuestión subyacente del artículo y a la cual contesta El País es ¿para qué un rey en España? Según el autor, se necesita un rey “como árbitro y moderador de la política española, representante del país en el exterior y garante de la unidad de España”. Lo que está en juego enfocándose sobre las funciones del rey es darle una utilidad, convertirle en elemento clave de la democracia. Es una manera de aprobar la necesidad de una monarquía parlamentaria.
Disipar las incertidumbres sobre la forma del estado es lo que está en juego en los artículos de ABC y El País. Como vimos, El País va sosteniendo el modelo monárquico apoyándose en el papel del monarca al que presenta como necesario en los tiempos de cambios políticos que está atravesando España. ABC por su lado, apoyándose en los datos de su encuesta, descarta el problema desde el primer párrafo: “El primer año de reinado de Don Felipe no solo ha mejorado la imagen de la Corona, sino que han despejado las dudas que pudieran tener algunos sobre la preferencia del modelo de Estado que quieren los españoles: la mayoría respalda la Monarquía, con 21 puntos de ventaja sobre la República”.
Poner el dedo en la llaga
Lejos de las encuestas, el periódico Público trata el evento de manera totalmente distinta. En realidad, casi no se habla del primer año de reinado de Felipe VI en sí. Vuelve más bien sobre las maniobras de la Monarquía y del gobierno para proteger a los miembros de la familia. Hace una fuerte crítica hacia los aforamientos de los miembros de la familia. Julia Pérez elige un vocabulario bastante crítico al utilizar palabras como “chapuza exprés”. Luego, el artículo pone de relieve a Juan Carlos I especialmente, recordando los escándalos en los cuales ha sido implicado: su relación con Corinna, el accidente de Botsuana etc… También se le reprocha sus ausencias a los eventos oficiales para otras ocupaciones como ir a comer en restaurantes de amigos. Julia Pérez ataca la Monarquía asociándola a actividades triviales. Además, subraya la falta de transparencia de la familia real: recuerda que todavía no se conocen los ingresos personales de los reyes, y tampoco sus patrimonios. Al contrario, el artículo de ABC aclamaba los esfuerzos de la Corona por más transparencia. Entonces, las intenciones de la periodista son claramente opuestas: contribuye a manchar la imagen de la Monarquía y la presenta como inútil y casi irresponsable.

Felipe 1-0 medios de comunicación
Según la estrategia de comunicación los medios crean discursos distintos de un mismo evento: eligiendo un vocabulario específico, cuestionando el tema desde un enfoque particular, o recurriendo al pasado para contextualizar. En nuestro caso, vimos que para los dos grandes periódicos ABC y El País el reto fue quitar las dudas sobre el sistema monárquico: mejorando la imagen de la Monarquía o redefiniendo el papel del jefe de Estado. Según Público, el desafío consistía en poner en duda la monarquía parlamentaria.
Pero, intentando ir más allá de la posición de cada periódico, lo que resalta de estos tres artículos es un balance positivo de Felipe VI. Sin quererlo, Público contribuye también a dar una buena imagen de Felipe VI al hacer un retrato catastrófico de su padre Juan Carlos I: la comparación es inevitable y Felipe sale ganador.
Ironías del destino, el periódico se irritó de esa buena publicidad por Felipe VI titulando otro de sus artículos el 20 de junio de 2015: “Última fase de la campaña promocional del rey: se anuncia que le recibirá Obama”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s