Artes y cine/España

Jon Viar, un artista comprometido

Fotografía de © YAQ Distribución

Fotografía de © YAQ Distribución

Quiso ser actor desde pequeño, cuando con 12 años ya liaba a todos los vecinos a rodar remakes en su barrio de Bilbao. Hoy, entre su trabajo de actor en teatro, en cine, sus cortometrajes y el montaje de su primera obra de teatro, sigue con una actividad frenética y una pulsión creativa incesante.

El hilo de su trayectoria profesional refleja la historia más contemporánea de España y el traumatismo del terrorismo en el País Vasco. Jon Viar se encuentra en París estos días para promocionar su último cortometraje Síntomas y darle salida en festivales franceses… antes de atacar con un nuevo rodaje de corto (que ya tiene escrito). Habla muy bien francés pues estudió aquí dos años en el Liceo español de París. Quedamos con él en un pequeño café de Montmartre para hablar de sus proyectos.

 DEL BARRIO A LA CAPITAL MADRILEÑA

En la década de los 80, en una España frágil que apenas sale de la dictadura, ETA recrudece su ofensiva con atentados masivos e indiscriminados que azotan la sociedad española como no lo había hecho hasta entonces. Jon Viar nace en Bilbao en esa época y en este contexto político complicado. Crece en un entorno familiar intelectual (madre periodista y padre psicoanalista lacaniano) y siempre tuvo claro que sería cineasta. « Estaba todo el día con muchas inquietudes, mis padres pensaban que acabaría siendo abogado o algo serio pero yo siempre tuve esta pulsión creativa… hasta que con 12 años tuve mi primera cámara y fue una revelación », recuerda Jon Viar.

Con la promesa de estudiar Ciencias Políticas –carrera que pronto abandonó- Jon Viar convenció a sus padres de ir a Madrid con 18 años recién cumplidos. Bilbao se le había quedado pequeño. En la capital se le abre un mundo de posibilidades que no había visto hasta entonces y descubre una gran oferta cultural : « Madrid era para mi sinónimo de libertad creativa, si querías hacer cine tenías que ir a Madrid, que era donde estaba todo el mundo hace 10 años». Finalmente opta por una carrera de Comunicación audiovisual donde se formará en varias disciplinas como el uso de la cámara, la fotografía, la dirección y tendrá todos los medios técnicos a su disposición. Durante esta etapa de su formación va a realizar pequeños proyectos como “Pasta” (divertido cortometraje que retrata una juventud ociosa) que le permiten darse a conocer como director y actor. Es cuando participa también en la exitosa webserie de su compañero de promoción Jordi Farga, “Resacas” – en la que es el actor protagonista.

 DE LA TEORÍA DE MARLOWE A SU PRIMERA OBRA TEATRAL

A la par de la formación técnica, Jon Viar estudia interpretación pues le apasiona el teatro y siente la necesidad de adentrarse en las entrañas del teatro. Quiere estar en el escenario pero también le interesa estar detrás de él : “Hay muchos caminos para llegar a la dirección. Enfrentarte a un texto como actor es un problema ético, descifrar lo que tienes y como afrontarlo, y si tú no has hecho eso no sé cómo vas a dirigir a un actor”. Es en la fundación Shakespeare de Madrid donde tendrá una revelación que marcará su futuro profesional.

La cuestión de la verdadera identidad de Shakespeare ha sido muchas veces motivo de debate. Quizás sea este el lote de las grandes figuras que se convierten en mitos … Se acaba dudando de su existencia. Viar había oído hablar de la teoría que atribuía la autoría de las obras de Shakespeare -dramaturgo que le fascinaba- a Christopher Marlowe pero en principio no le interesaba demasiado la polémica. Al leer a Marlowe e indagar sobre el tema se quedó asombrado por la similitud entre los dos autores : “Llevo varios años estudiando a la figura de Christopher Marlowe y hoy me parece muy evidente que eran el mismo autor.”

A raíz de esta revelación nace su proyecto de tesis doctoral y el proyecto de montar su obra de teatro Dido Reina de Cartago. Es la obra dramática temprana del dramaturgo inglés Christopher Marlowe de 1586, que nunca había sido traducida y que se convertirá en la primera producción teatral del joven director. Tradujo pues la obra y la adaptó, y fue seleccionado en el festival de teatro madrileño Almagro.

Cuando se le pregunta por su experiencia como director de teatro en un país sumido en una profunda crisis económica, las palabras de Jon son severas:Ha sido un trabajo durísimo, pero estoy encantando con la experiencia”. Viar critica un sistema inasumible para la profesión que impide sacar un proyecto adelante; y con el sistema de recortes actual es imposible además conseguir beneficio : “Si la entrada de mi obra es de 12€, sacando el IVA, el beneficio para mí es de 3 euros que tengo que repartir entre 15 personas, actores, equipo técnico, etc. Hemos conseguido sacar la obra de Dido adelante … pero ¡sin cobrar!”.

UN “GENOCIDIO CULTURAL” EN ESPAÑA

“El panorama cultural ahora mismo en España es un auténtico desastre”, denuncia Viar.

Los recortes del gobierno actual en España y lo que se conoce hoy como el ivazo cultural (la subida del IVA del 8% al 21% por el presidente del gobierno actual Mariano Rajoy) han dislocado la industria cultural. El resultado es que hoy, el teatro por ejemplo, soporta el IVA más caro de Europa y en estas condiciones poner en marcha cualquier producción es una verdadera Odisea. Si además esperamos que el proyecto consiga ser rentable es ya casi un milagro : “Lo que ha hecho el gobierno es un genocidio cultural. Nos han destrozado. A falta de medios se está produciendo además una desprofesionalización total. Somos profesionales pero trabajamos en condiciones amateur.”

A pesar todo, de las difíciles condiciones laborales en España y de los recortes que tanto han afectado a la cultura. Jon Viar sigue trabajando, como puede: “Actúo actualmente en varias obras de microteatro, pero la precariedad de nuestro trabajo es tremenda. No cumplen condiciones de convenio de ningún tipo ni muchas veces se garantiza la seguridad social ni nada”. El “microteatro” parece ser hoy la única salida que tienen los jóvenes (y no tan jóvenes) para seguir creando y produciéndose hoy; las salas que los acogen se multiplican en Madrid y Barcelona. El microteatro es un nuevo género que su creadora, Verónica Larios, define como una representación de una micro obra de duración inferior a los 15 minutos para un número máximo de 15 espectadores, representado en un escenario en el que el público se encuentra integrado dentro de una sala de medidas inferiores a los 15 metros cuadrados.

UNA OBRA MARCADA POR EL TERRORISMO

En la corta pero prolífica carrera de Jon Viar ya podemos ver reflejado un hilo conductor relacionado con el terrorismo. Los acontecimientos relacionados con ETA, que han marcado a toda España, eran tristemente banales en el Bilbao en que crece Jon Viar. Muy pronto va a sentir la necesidad de tratar este tema, a su manera, casi de forma terapéutica : “recurrir a lo simbólico es una forma para mí de desconectar de lo real. Y lo real, lo cotidiano que yo vivía cuando era niño era un clima donde la banalidad del mal, la banalidad de la violencia era algo muy común.”

Si bien se defiende de hacer cine político es un ciudadano muy implicado políticamente y es crítico con los cineastas que hoy desresponsabilizan a los criminales del grupo terrorista : “Muchos cineastas construyen un relato donde parece ser que no hay buenos ni malos, que hay dos bandos… Hay que hacer relatos donde no se diluya la responsabilidad de los criminales. Donde se vea que aquí han estado durante 50 años pegando tiros a los que no pensábamos como ellos.”

Su último cortometraje Síntomas (2014), basado en un caso real, una historia que le contaron de un hombre a quien confunden con un Ertzaintza (Policía del País Vasco) y que de milagro escapa de un atentado terrorista. La historia se centra en los efectos del estrés postraumático (los síntomas) de una persona que ha sufrido una situación de acoso y persecución. Actualmente Jon Viar está en París donde se encuentra para promocionar este corto, que ya ha sido seleccionado en dos festivales en Colombia y está a la espera de una respuesta en un festival de Nueva York. Descontextualizar la historia para que no se sepa hasta la última escena que estamos en el País Vasco : “Es una historia muy humana, no es casualidad que haya sido seleccionado en dos festivales de Colombia. Lo ven y les parece una historia que les podría pasar perfectamente”.

sintomas

Fotografía del cortometraje “Síntomas” © Jon Viar

Lo irónico es que donde menos repercusión ha tenido por ahora Síntomas es en España, país en el que todavía se habla del terrorismo con lo que Viar llama “el eufemismo del conflicto político vasco.”

“EL ARTE SIN MIEDO”

Un reciente estudio* de Historiadores de la Universidad del País Vasco pone precisamente de manifiesto la magnitud de la violencia terrorista. Cerca de mil muertos en España en los últimos 50 años a manos del terrorismo y por ejemplo en 2002 cerca de un millar de personas todavía llevaban escolta para proteger sus vidas. Historias humanas que inspiran al joven director : “Conozco infinidad de historias de estas que creo que merecen la pena ser contadas. Historias terribles, historias muy dramáticas … Mis proyectos cinematográficos surgen de una necesidad de contar o de dar mi testimonio modestamente de lo que sucede en el País Vasco.”

(*Ver el informe Foronda completo )

Su próximo proyecto como director de cine es una ficción que se titulará Derby y de la cual nos cuenta en primicia el argumento : “Con la excusa del fútbol, Derby cuenta la relación que se establece entre dos terroristas y un empresario secuestrado. Está basado también en hechos reales: uno de los terroristas es del Atletic de Bilbao y otro de la Real Sociedad, y el empresario secuestrado consigue convencer a los terroristas para que le dejen ver el partido porque dice que nunca se ha perdido un partido de su equipo en 40 años… Y cuento la situación que se genera. ¡Sí, resulta que al final voy a ser monotemático!”, bromea el director.

Alentados por esta “comedia delirante hiperrealista” que esperamos tan entusiastamente como Síntomas nos despedimos de Jon Viar. Una joven promesa español, fino, talentoso, ciudadano implicado en la vida política y cultural de su país y de quien no cabe duda oiremos hablar de nuevo muy pronto.

Ver el cortometraje Síntomas

Seguir la actualidad de Jon Viar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s