America Latina/Identidades culturales y política en Latino América/Sociología

¿Aún existen indígenas en Perú?

Nuestro estudio revela la representación estereotipada de las culturas indígenas en los periódicos digitales La República y El Comercio.

Julio13ElTiempoE

Los indígenas peruanos se destacan  porque representan el 25%  de la población total del país, lo que equivale a 6,5 millones de personas. La cultura globalizada tiende, cada vez más, a excluir a las culturas minoritarias en detrimento de la demanda del mercado preponderante. Las culturas indígenas no están representadas en los medios de comunicación, porque justamente los grupos indígenas son considerados como una minoría. En los motores de búsqueda de los periódicos La República y El comercio se introdujeron palabras-clave tales como indígenas, minorías y etnias para buscar los artículos relacionados con las culturas indígenas. A partir del análisis del contenido de los textos encontrados, aparece que los periódicos digitales hablan de los pueblos indígenas y sus culturas de manera estereotipada y sensacionalista.

 

La representación de lo “exótico” y la perpetuación de imágenes estereotipadas de los pueblos indígenas

Se encuentra, por ejemplo, en uno de los artículos, un video con imágenes repletas de mitos. Podemos hacer una comparación entre les imágenes de los indígenas aislados entre Perú y Brasil que tuvieron el primer contacto con la civilización y los documentales sobre la fauna salvaje en la sabana africana en la cual se utiliza un cebo para llegar más cerca del animal -en el caso de los indígenas, el cebo es un cargamento de bananas-.  Observamos también en el video dos operadores brasileños de la FUNAI (Federación Nacional de los Indígenas), filmándose y sonriendo. Ambos celebran el primer contacto: “E aí galera, [é] o primeiro contato com o brabo, maluco/ todo mundo de cueca e eles estão   vindo aí  cara, olha que massa/ eles tão chegando alí”, que  podríamos traducir por “¡Chicos! [es] el primer contacto con el salvaje, chaval/ todos en slip y vienen para acá, ¡qué guay!/ están llegando allí”.

 

Con respecto a los acontecimientos relacionados con lo exótico, hay un número importante de comentarios y muchos de los lectores compartieron los artículos en las redes sociales. Por ser un contenido exitoso, existe una mayor tendencia a explorar este exotismo que se ha hecho más fuerte que la propia realidad, dando al lector una información falaz  pero más atractiva. Una representación de los pueblos indígenas que, aparentemente, es aun una fórmula que vende: mostrarlos en medio de una fauna salvaje mientras que en Perú el 34% de los indígenas viven en zonas urbanas. En cambio, esta población indígena en la ciudad  no figura en los periódicos digitales, probablemente porque no son suficientemente exóticos. Como son invisibles, no son considerados como consumidores y, por eso, quedan excluidos de la agenda mediática.

 

La asociación entre la violencia y los pueblos indígenas en la agenda mediática: una fórmula que funciona

Los pueblos indígenas están también asociados con la violencia, las protestas, los asesinatos, con narcotraficantes y madereros, entre otros aspectos negativos. Estos artículos tienen un número alto de enlaces compartidos y comentarios. A partir del análisis semiológico de las imágenes utilizadas para ilustrar los artículos, podemos percibir también una explotación de la miseria social y del drama vivido por esta gente.  Tenemos, por ejemplo, una fotografía de una mujer indígena que da el pecho a su hijo con la mirada perdida en un artículo que habla de las viudas de indígenas muertos meses antes. Encontramos también imágenes de deforestación en la floresta, hombres indígenas con rostros afables,  sus vestimentas inmaculadas, sus aderezos coloridos y los arboles verdes, vírgenes y exuberantes  en segundo plano.

Como actores de estas manifestaciones tenemos también protestas contra la privatización de los puertos, paralizaciones de camioneros, protestas contra la minimización de estas comunidades, algunas de carácter ecológico, de los trabajadores, movimientos de mujeres, sindicatos y protestas contra la corrupción del gobierno, etc. Los pueblos indígenas son apenas una pequeña parte de la población que lucha por sus derechos.

 

Entre la denuncia de la realidad y la explotación de la pobreza en los periódicos

Ha quedado clara también la existencia de una frontera muy estrecha entre la denuncia de la marginalización de estos pueblos y la explotación de la pobreza que puede potencialmente sensibilizar al lector.  En uno de los artículos, titulado La ONU advierte sobre la situación de los indígenas en Perú”, hay una fotografía donde vemos un grupo de indígenas con una apariencia triste, formados en una fila india y vigilados por un policía.

Otro artículo, de la UNICEF, denuncia que casi 80% de los niños indígenas peruanos son pobres. Otro texto habla sobre los colegios rurales con alumnos indígenas que sufren la mayor discriminación del sistema educativo peruano. Esto ocurre porque en las zonas rurales los padres de estos niños  no han recibido ninguna educación escolar y también porque hay una menor inversión por parte del gobierno peruano en estas escuelas rurales.

 

La “cultura” indígena: cuestiones políticas y económicas

La cultura indígena (en singular) es recordada y celebrada por lo menos una o dos veces por año: en El Día de las Lenguas Indígenas y también en El Día Internacional de los Pueblos Indígenas. En otro artículo observamos la imagen de la familia en un barco: visten de manera convencional, como en las ciudades. Se puede ver un niño con un calzado Nike, una prueba más del alcance de la globalización y de la supuesta inclusión/integración de estos pueblos en la sociedad civil.

 

Hay también una mezcla del estilo periodístico en la redacción de las noticias y el de los comunicados en algunos dos artículos. En uno de los reportajes, El Jurado Nacional de Elecciones trabaja junto con el Ministerio de la cultura para traducir las hojas de vida y los planes de gobierno de los candidatos a la presidencia nacional, para incluir así a los pueblos indígenas en la vida política. Un artículo muy interesante se titula  Inclusión con identidad, por Patricia Balbuena Palacios. Escrito por la viceministra de interculturalidades del Ministerio de Cultura, el artículo tambalea entre un estilo de opinión y de propaganda del Ministerio de Cultura.

 

Un artículo titulado Iskokabeko, primer documental peruano de indígenas en aislamiento, habla una vez más del caso de aislamiento voluntario ubicado en la frontera entre Perú y Brasil. Según el director Fernando Valdivia, su documental tratará de las amenazas enfrentadas por ellos para sobrevivir: el narcotráfico, la presencia de madereros y conflictos territoriales. Siguiendo las leyes de la oferta y de la demanda, tomando en cuenta el éxito de los artículos sobre los indígenas aislados y el exotismo, no nos sorprende el lanzamiento del documental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s