America Latina

UN RECUERDO QUE DUELE, 40 años después del golpe de estado.

images

 

Casi medio siglo ha pasado desde el golpe de Estado chileno de 1973, donde se derrocó el gobierno del socialista Salvador Allende y se instauró en el poder el general Pinochet. Sin embargo, los recuerdos siguen siendo una herida abierta en la sociedad chilena.

 

11 de septiembre de 1973, cerca de las 7 y 30 de la mañana el Presidente Salvador se dirige custodiado por tanquetas al Palacio de la Moneda. 40 minutos después, el palacio empieza a ser ataco por tierra. 11 de la mañana, el país chileno tiembla y en la radio se oyen las palabras que Allende pronuncia a su nación por última vez.  Una hora después, el emblemático Palacio se ve envuelto en llamas y una gran humareda se ve en el cielo de Santiago. Durante varias horas de bombardeo, Chile ve en llamas no solo un edificio, sino todo un símbolo político y en sus entrañas se encuentra el cuerpo sin vida de Allende junto con el arma que habría dado fin a sus días.

Septiembre de 2013, 40 años después del día en que la historia chilena cambió, el país se levanta intentando sanar las heridas de una dictadura que aún duele en la memoria y en el corazón de cada ciudadano.

La conmemoración de los 40 años del golpe de Estado Chileno, se vivió en todos los rincones del país y las manifestaciones artísticas fueron más que numerosas.  Una de ellas, fue la artista María José Contreras, quien convocó a los habitantes de Santiago, incitándolos a acostarse en el suelo durante cerca de 11 minutos.  Sin pronunciar palabra y luego de transcurrido el tiempo estimado, estos debían levantarse e irse dejando el lugar completamente vacío. 1200 personas estuvieron en el piso de las calles de Santiago, dibujando la cicatriz que deja el dolor de los 1200 desaparecidos.

Por otro lado el artista Alfredo Jaar y su obra “11 de septiembre de 2013” estuvieron presentes en esta conmemoración.  En el Palacio de la Moneda, Jaar instaló una cámara de video que filmó de manera constante entre las 11 y 45 y las 12 y 45.  La grabación de esta cámara era simultáneamente trasmitida en el museo de la Solidaridad Salvador Allende y en su sitio web. Como afirma la Revista de Arte Contemporáneo: Artishock,  el objetivo principal de la obra de Jaar era la de: “crear una nueva memoria, una purificación simbólica de esa imagen que todavía se encuentra incrustada en la conciencia”.  El artista Jaar, afirma que con su intervención, desea borrar esa imagen del Palacio de La Moneda, que todos tienen en la cabeza.

 

memoria_colectiva_ok-700x320-600x274

 

Asimismo, soldaditos de plástico invadieron las aceras del Palacio de la Moneda. La manifestación hecha por el “Colectivo Crear 1968” representaba a los soldados que el 11 de septiembre del 73 inundaron las calles de Santiago. Junto con los soldados de juguete se expusieron también fotografías de algunos desaparecidos y textos donde se leía pregunta “Dónde Están?”. Una obra, que tocó heridas sensibles recordando a todos aquellos desaparecidos, para que nunca queden en el olvido.

 

scl20130911spr47816sm-1

Muchas otras fueron las manifestaciones artísticas presentes en esta fecha, desde performances hasta imágenes fotográficas y poemas estuvieron inundando las calles de Santiago.  El 11 de septiembre será siempre un día en el que los chilenos toman el arte y la memoria como el mejor antídoto para el dolor inagotable que quedará generación tras generación en la sociedad chilena.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s