America Latina/Cine/Sociología

El cine en la prensa chilena: ¿un producto artístico o comercial?

La prensa de referencia aparece como el medio informativo de primera instancia en Chile. Refleja valores y comportamientos sociales – y por lo tanto culturales – representativos. Actualmente, el sector cinematográfico independiente de Chile está en pleno auge. Sin embargo, predomina el valor entretenido del cine sobre el artístico dentro de la sociedad masiva chilena.

A pesar de la tendencia de las producciones cinematográficas locales a emanciparse, los periódicos más leídos en Chile siguen difundiendo una perspectiva ante todo comercial del cine. Mediante un estudio analítico del espacio otorgado al cine en cuatro periódicos característicos (El Mercurio, La Tercera, El Mostrador y La Nación [1]) se puede sacar conclusiones sobre la visión del séptimo arte por la sociedad chilena.

Es cierto que los contenidos periodísticos tienden a influir en las normas a la vez que reflejan comportamientos sociales y culturales. Globalmente, se dirigen hacia una élite influyente y en este sentido tienen un valor emblemático y significativo. Actualmente, en el sector de la prensa, los factores económicos suelen primar sobre las elecciones temáticas y específicamente en el ámbito cultural, que por ello se ve perjudicado.

Dentro de las artes, el cine, por ser muy popular entre todas las clases sociales, tiene un lugar predominante en las secciones dedicadas a la cultura. No obstante, la jerarquización de los contenidos en la prensa provoca la priorización de los artículos que tienen más potencial de rentabilidad. Entonces, sobre temas de cine, las editoriales tienden a privilegiar las noticias más ‘populares’ al detrimento de artículos de fondo como las críticas de películas por ejemplo, que tienen una audiencia muy limitada.

  • El cine : arte e industria comercial

La industria cinematográfica chilena ha evolucionado mucho en los últimos años por los cambios políticos, económicos y sociales que han afectado la sociedad desde el final de la dictadura en 1990. Últimamente, se multiplican las producciones locales que tienen éxito en el extranjero y el cine chileno independiente va ganando reconocimiento en el mundo. Éstas desarrollan cada vez más contenidos desafiantes sobre la sociedad y la política chilena, de esta forma se hace eco de las tendencias actuales que atraviesan el país.

Hoy en día, el cine forma parte de una industria comercial que responde a lógicas económicas. Así mismo, ha sido impactado por la globalización y la mercantilización generalizada. Sin embargo, con este fenómeno se han diversificado los estilos de películas, que en nuestro caso se pueden categorizar en dos grandes grupos: cine de autor / cine comercial.

Además, el cine actualmente puede involucrar tanto a las películas mismas como a los profesionales de la industria (cineastas, actores, productores, etc.) y hasta a los festivales especializados. La amplitud de las temáticas referentes al cine aumenta las opciones de los periodistas al cubrir una noticia. En el caso de Chile, donde el cine comercial estadounidense y latinoamericano es lo más popular, los medios de comunicación principales con la prensa tradicional siguen estas tendencias, dejando por consiguiente poco espacio al arte ‘alternativo’.

  • El caso particular de la película NO

La película NO (2012) del director chileno Pablo Larraín trata del referéndum de apoyo a la presidencia de Augusto Pinochet que tuvo lugar en 1988 en un contexto de presión internacional, y de la consecuente campaña a favor del ‘no’. Cuenta cómo se desarrolló esta valiente campaña para derrotar al dictador – encabezada por René Saavedra (interpretado por el actor mexicano Gael García Bernal) y los líderes de la oposición – y cómo resultó en la liberación del país. Esta película tiene una resonancia particular dentro de la sociedad chilena por su fuerte contenido político, aún más cuando relacionado con la dictadura. Ha tenido un gran éxito a nivel internacional y demuestra la creciente consideración de las películas chilenas en el mundo. Por lo tanto, los periódicos chilenos han dedicado mucho espacio a la mediatización internacional de la cinta andina, convirtiéndola en un orgullo nacional. Así, permite hacer un análisis genérico del enfoque y del valor que la prensa de referencia otorga al cine nacional. Sin embargo, se tiene que subrayar el hecho de que este trato es particular a NO y que de manera general las películas chilenas tienen mucho menos visibilidad en los medios.

https://i2.wp.com/www.aranguren.tv/wordpress/wp-content/uploads/2013/11/pelicula-no.jpg

Cartel de la película

El Mercurio se focaliza sobre todo en la proyección internacional de la película encarnada por Gael García Bernal. Pone énfasis en los aspectos relativos a la difusión mediática de la obra en el extranjero y a su éxito en los certámenes cinematográficos, sin comentar su valor artístico o su contenido político controvertido. Al contrario, La Tercera se centra bastante en la recepción de la película en el país, haciendo referencia a temáticas y planteamientos levantados en la cinta. La examinan más bien en sus aspectos políticos y culturales, mezclando noticias con opinión. La Nación va en el mismo sentido, o sea la mayoría de sus publicaciones trata el éxito de la obra en Chile, a través de su resonancia en el público y de las repercusiones en la industria cinematográfica nacional. En cuanto al diario El Mostrador, es el único que adopta una perspectiva realmente artística, proponiendo también artículos de opinión con problemáticas políticas pero sobre todo críticas formales, que además son muy matizadas en comparación con los demás periódicos.

De manera general, todos hablan de los premios que recibió la película de Pablo Larraín y de los prestigiosos festivales en los cuales participó, o sea el triunfo internacional que ha conseguido. Pero finalmente, estos artículos son más bien informativos y descriptivos que analíticos y sobre todo críticos. Con lo cual se puede decir que se favorece el aspecto comercial del cine al detrimento de su dimensión artística en la prensa chilena.

En su mayoría, el público chileno sigue considerando el cine más como una entretención que un arte propiamente dicho. De hecho, las prácticas periodísticas fomentan los comportamientos culturales a la vez que las preferencias de la población influencian las elecciones de los periodistas. El trato del cine por los diarios más leídos del país es esencial en la consideración de éste por la sociedad y se necesita entonces un mayor enfoque artístico. Con todo, es posible que estas tendencias vayan evolucionando de la misma forma que su vecino argentino por ejemplo, donde la industria cinematográfica alternativa es muy prospera y el público es cada vez más receptivo a este cine de autor.


[1] El Mercurio es el diario más tradicional de Chile y se sitúa ideológicamente con la derecha conservadora. Junto con La Tercera, el segundo periódico de mayor difusión y vinculado con la derecha moderada, estos dos diarios marcan la pauta noticiosa del país. El Mostrador es el diario digital alternativo más importante de Chile y su línea política se emparienta con la izquierda. La Nación, antiguo diario oficial del Estado, fue cerrado en 2011 pero sigue funcionando en su plataforma digital como medio independiente.

Trailer de NO.                                                                                                                                            <https://www.youtube.com/watch?v=3uh6weE7hEY>

Para profundizar el tema de la crítica de cine en Chile:                                                                                                STANGE, Hans, SALINAS, Claudio, “La incipiente literatura sobre cine chileno”, La Fuga, abril 2008. <http://www.lafuga.cl/la-incipiente-literatura-sobre-cine-chileno/302>

BIBLIOGRAFÍA

– ABUSLEME LAMA, María Teresa, Cine chileno: ¿la creación de una industria? políticas públicas de fomento audiovisual en la última década, [Tesis], Santiago: Universidad de Concepción-Flasco, 2008.

– BERTRAND, Claude-Jean, Médias : Introduction à la presse, la radio et la télévision, Paris: Ellipses, 1999.

– CARRASCO, Eduardo, Industrias culturales: un aporte al desarrollo, Santiago: LOM Ediciones, 2005.

– GONZÁLEZ RODRÍGUEZ, Gustavo, Medios de comunicación en Chile. Bajo el signo de la concentración, en: The Media in Latin America, Open University Press, McGraw-Hill Education, 2008.

– MARTÍN-BARBERO, Jesús, Des médias aux médiations. Communication, culture et hégémonie. Paris: CNRS Editions, 2002.

– MATTELART, Armand et Michèle, PICCINI, Mabel, Los medios de comunicación de masas : la ideología de la prensa liberal en Chile, Buenos Aires: El Cid Editor, 1976.

– RIEFFEL, Rémy, Sociologie des médias, Paris: Ellipses, 2010.

– STANGE, Hans, SALINAS, Claudio, La butaca de los comunes: la crítica de cine y los imaginarios de la modernización en Chile, Santiago: Editorial Cuarto Propio, 2013

– WOLTON, Dominique, Penser la communication, Paris: Flammarion, 1997.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s