Cine

Buscando acordar la música y el cine

Fernando Amador es uno de aquellos artistas que supieron relacionar el mundo de la música y el mundo del cine para satisfacer todos sus deseos creativos. A los 39 años, este músico español decidió dar un paso adelante y hacer buen uso de su experiencia de autor compositor para entregarse al cine con alma y vida.

ghhhhhllll

” Pronto sentí que la música y el cine eran dos espacios de creación artística que encontraban fácilmente un terreno común”  

           Aunque el sector cultural permanece muy tocado por  la crisis económica que azota actualmente a España, unos artistas como Fernando Amador han sabido llevar la contraria a la morosidad ambiental y demostrar que la creatividad artística no tiene fecha de caducidad.

            Ahora instalado en Alicante, después de recorrer España y varios continentes para enriquecer su creatividad musical, este pianista barcelonés quiso aceptar el desafío de pasar de las notas de música a las imágenes animadas para compartir su inspiración artística pues, según él, “el campo del arte posee fronteras borrosas entre los distintos territorios de creación, y quien sabe moverse entre las líneas puede encontrar un espacio de expresión artística particularmente fértil”.

La voluntad ha sido su única arma para aprender cine de forma autodidactica y después de 4 meses, Fernando Amador ya ha realizado su primera producción: ¿Quién lo iba a decir?, un cortometraje que salió premiado en los festivales de cine alicantinos de 2013. Ahora el joven cineasta quiere ascender de categoría e intentar hacerse un lugar en el ámbito de la producción cinematográfica española. Pero ¿Cuáles fueron las motivaciones de Fernando Amador para ponerse a manejar y conjugar dos distintos espacios de creación artística que son la música y el cine?

El cineasta norteamericano Micheal Cimino asegura que “se ruedan películas por la misma razón que se emprenden viajes”. En efecto, no cabe duda que este paso adelante en la vida de Fernando Amador es el fruto de la sensibilidad artística de su alma viajera. Después de un largo viaje por A pormérica latina, donde se enfrentó a una nueva realidad social y cultural, el cantante compositor desarrolló su creación musical y sintió que alcanzaba una meta como artista. “Pronto me di cuenta de que este paso adelante, esta evolución en mi carrera y en mi producción musical me acercaba naturalmente al mundo de la creación cinematográfica” explica Fernando Amador.

“Consideré el descubrimiento de nuevas culturas, de nuevas formas de pensar, de hablar y de considerar el arte como una fuente de creatividad artística”

El video clip como punto de partida

Como declaró el cineasta Andreï Tarkovsky, cuyos textos  ocupan un lugar importante en la vida de Fernando Amador, “el cine surge de la observación inmediata de la vida”.[1] Resultó entonces evidente que este músico apasionado por las temáticas sociales y psicológicas, se dejara guiar naturalmente de la música hacia el cine. Cuando decidió  pasar detrás de la cámara, Fernando tuvo como primer objetivo de dotar a su música de imágenes: “sentí que aquellos dos espacios de creación artística podían encontrar un terreno común”.

El joven cineasta se dedicó entonces al rodaje del video clip de su última composición “¿Quién lo iba a decir?”, una canción escrita durante su viaje en América latina que trata de la violencia de género. Inspirado por la carrera de David Fincher, Fernando Amador quiso seguir los pasos de este monumento del cine norteamericano, que cogió la cámara en mano por primera vez cuando realizó el famoso video clip de una canción de Madonna, “Vogue”.

La realización de su primer video clip fue una verdadera revelación artística para Fernando: ” Nada más empezar el rodaje, me di cuenta de que el cine me ofrecía una posibilidad de relatar las realidades sociales de una manera mucho más explícita y profunda de lo que podía hacer a través de mis canciones”. Pronto el cineasta aprovechó de este nuevo espacio de creatividad para profundizar el asunto de la violencia de género al adaptar  un nuevo guión a su película. Fernando Amador comprendió entonces que acordar la música y el cine no se limitaba a la única superposición de las dos artes, sino que consistía en dejarles expresar el máximo de su potencial creativo.

De esta manera, una vez librado del yugo impuesto por la letra de la canción, ¿Quién lo iba a decir? dejó de ser un video clip y se convirtió en un cortometraje que explora las oscuras y esquizofrénicas relaciones entre  un hombre y una mujer. (actuación de Patrick Millet y Laura Arjona).

fgggg

            El desafío del autodidactismo

            En los años 70 André Malraux se felicitaba del número creciente de artistas autodidactos en el mundo de las artes: “Afortunadamente, el número de autodidactos de las artes no deja de crecer”.[2] Hoy en día el difunto escritor francés estaría satisfecho de constatar que, gracias a una tremenda evolución de las tecnologías, los autodidactas omo Fernando Amador pueden inclinarse por el mundo del cine.

Aunque se familiarizó con la música de manera ortodoxa (creció en una familia melómana e integró el Conservatorio de música de Barcelona), Fernando Amador no posee ninguna formación cinematográfica oficial, excepto un gran número de películas vistas en su vida.

El músico se lanzó al  mundo del cine con sus propios análisis fílmicos como únicas armas. “Mi concepción del cine proviene de horizontes totalmente distintos, por eso, a la hora de rodar,  un cineasta como Pedro Almodóvar puede tener tanta influencia como Stanley Kubrick o David Fincher sobre mi manera de poner en escena el guión”.

             Cuando empezó a componer e interpretar sus propias canciones, tras su paso por el Conservatorio, Fernando sintió que tenía el potencial artístico suficiente para poder explorar otras facetas del mundo de las artes sin necesitar cualquier tipo de tutela. La confianza en sí mismo y la voluntad bastaron entonces para que este artista enamorado del cine, franqueara solo las etapas que llevan a la realización y al montaje cinematográfico.  

“La humildad que posee el artista autodidacta le beneficia mucho pues sabe escuchar a los que le rodean

Pese a su fuerte motivación, Fernando pronto se topó con la realidad del autodidactismo y se dio cuenta que partía con un tiempo de retraso comparado con los jóvenes guionistas recién diplomados de las escuelas de cine. Uno de sus homólogos francés, Nicolas Christian Messi, comparte su punto de vista sobre la formación autodidactica: “En muy poco tiempo percibí los límites de este (ausencia de) método, y tuve que organizarme cada vez más para montar mis secuencias…”.[3]

            Sin embargo, Fernando Amador no se deja vencer pues considera que “aprender el cine de manera autodidacta te hace crecer más rápido”.  Al joven cineasta tampoco le falta ambición dado que, después del éxito de ¿Quién lo iba a decir?, ya se ha puesto a redactar el guión y componer la música de su próximo largo metraje: un drama sociológico que  promete incomodar a más de uno.

Al dedicar su vida artística a buscar el acorde perfecto entre música y cine, Fernando Amador  quizá pueda un día llevarle la contraria a su compatriota, el escritor Antonio Machado, quien afirmó durante su vida que “no se podía confiar en los autodidactas”.

 François Millet


[1] Andreï Tarkovsky, Esculpir en el tiempo, RIALP, Mars 2002, p 274

[2] André Malraux, L’homme précaire et la littérature, Edition Blanche, 1977

[3] Le blog documentaire, Question de montage 3: confession d’un autodidacte,  C.Mal, 01/02/2013, http://cinemadocumentaire.wordpress.com/2013/02/01/questions-de-montage-3-confessions-dun-autodidacte/


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s