America Latina/Arte

Frida y Diego, la pareja que maravilla al público parisino

Image

Las obras de Frida Kahlo y Diego Rivera, dos pintores famosos de la cultura mexicana, están actualmente presentadas en el museo de l’Orangerie de París. El recorrido de la exposición, con colores y estilo similares a los de la Casa Azul, antigua casa de Frida convertida en museo, nos permite viajar hasta el Coyoacán* de los años 20. Una experiencia inédita a través del mundo coloreado de dos artistas fascinantes.

Verdadero homenaje a las creaciones artísticas de Frida Kahlo y Diego Rivera, esta exposición fue posible gracias a la cooperación del museo Dolores Olmedo (México DF), el cual prestó una gran parte de las pinturas presentes en el evento. Dolores Olmedo, ferviente amiga y admiradora de Diego Rivera, acuñó la colección más grande de las obras de la pareja. Diego, más prolífico que Frida, se revela prominente en esta exposición hasta el punto que este desequilibrio sorprende un poco.

Una Casita Azul en París

El recorrido que propone el museo del universo atípico de estos artistas enamorados de la Pintura (y enamorados entre sí) está sutilmente pensado: la entrada, reproducción casi perfecta de la Casa Azul, nos abre las puertas de la historia de una pareja movida por la pasión, la Revolución y las esperanzas. Las pinturas y los murales de Diego nos muestran el apego por su país, cultura y compromiso político. Obras imponentes y reivindicativas que se enfrentan, o mejor dicho, se complementan con las pinturas de Frida. Pinturas llenas de emociones personales, verdaderos retratos de su vida, derivativas de su dolor: “Tuve dos accidentes graves en mi vida. Uno fue el del tranvía… el otro fue Diego”, decía refiriéndose al terrible accidente de 1925 que la dejó con graves secuelas, así como a su relación pasional con Diego.

La exposición se compone de cinco partes distintas. Al principio, las pinturas de Rivera en Europa (periodo de 14 años, 1907-1921), la segunda etapa nos muestra las obras de la pareja (aquí el tema político es predominante) y en la parte posterior se pueden admirar los murales típicos del pintor. La cuarta habitación, más pequeña e íntima, nos divulga la sensibilidad de las obras de Kahlo. Al final, justo antes de salir, una pared cubierta de fotos sirve de enfoque moderno sobre la fascinación del público hacia ella, la “Fridamanía”.

Descubriendo la sensibilidad de Frida

«Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar? » Frida

La museografía es exitosa, el ordenamiento pone de relieve las particularidades de cada artista, su complicidad, intimidad y dolor. Particularmente emocionante es el centro de la “casa” que nos revela la historia personal de Frida, el amor por Diego, el sufrimiento causado por éste, la incapacidad de procrear y los pensamientos de muerte. Alrededor, las pinturas de Diego rodean las de Frida, como si todavía la protegiera.

Esta exposición presentada en París hasta el 13 de enero de 2014 es un descubrimiento, o redescubrimiento, del mundo tumultuoso y onírico de dos artistas que desafían el tiempo y cautivan al público.

*Delegación de México donde se sitúa la Caza Azul de Frida Kahlo

Informaciones útiles: Frida Kahlo / Diego Rivera, L’art en fusion, (El arte en fusión) del 9 de octubre de 2013 al 13 de enero de 2014 en el museo de l’Orangerie. Acceso: 9h – 18h excepto los martes. Tarifas: gratuito hasta 10 euros (más informaciones en el sitio internet oficial del museo: www.musee-orangerie.fr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s