Historia del periodismo

Retrato del periódico: ABC

Elise CHEVILLARD

©hemeroteca.abc

El ABC apareció en 1903, inicialmente con periodicidad semanal, fundado por el innovador pero conservador Torcuato Luca de Tena, con su propio dinero. Dos años más tarde, en Madrid, su fundador le convirtió en diario de información general. En 1912 fue distribuido en todo el país. Pretendía el ABC, ser un periódico nuevo por su pequeño formato, por su precio, por los procedimientos mecánicos que empleaba, por la índole de sus trabajos, y por su calidad, que le diferenciaban de los demás. En 1915, el ABC empezó a utilizar el huecograbado en la impresión, lo que le permitió publicar imágenes con mejor calidad que las tipográficas. Hasta hoy, el periódico va a cultivar la información gráfica, objeto de especial cuidado para atraer e interesar al público. En 1929, sacó su célebre edición de Sevilla.

Desde el principio, el ABC fue un fiel defensor de una monarquía liberal, encarnada en la figura de don Alfonso XIII que reinaba cuando fue creado el diario (Restauración borbónica). En 1905, Alfonso XIII se trasladó a Paris y Londres, con la intención de encontrar a su esposa. El ABC cubrió con grandes tiradas y con dibujos, el viaje del Rey y quedó configurado como un diario de tendencia: monárquico, liberal-conservador. Su línea editorial era también católica y derechista (no lo fue desde el principio). No demócratas. El ABC encontró a su público entonces, en las clases conservadoras y acomodadas, en las elites, aunque sus colaboraciones literarias y sobre todo, su profuso material gráfico, atrajeron a muchos lectores que no compartían siempre su ideología. En 1923, las circunstancias políticas y sociales provocaron cambios importantes en la línea editorial del ABC. Su posición política cambió. Apoyó la dictadura de Primo de Rivera. Ya aparecieron contradicciones ideológicas en el diario. La división del periódico durante la Guerra civil se estaba preparando. Cuando el 14 de abril de 1931 se proclamó el nuevo régimen, el sector monárquico se encontró profundamente debilitado. No obstante, el ABC continuó defendiendo el credo monárquico y convirtió la lucha por un ideal: terminar con la República y establecer en España un régimen monárquico. A partir de 1933, el ABC manifestó una muy marcada inclinación hacia regímenes totalitarios. A pesar de que Juan Ignacio Luca de Tena criticó la violencia de la falange, otros colaboradores del periódico exigieron lo contrario (radicalización y mayor violencia). El ABC se radicalizó aún más. 

j

©hemeroteca.abc

En 1936, el gobierno del Frente Popular se incautó del diario cuando comenzó la Guerra civil española. Durante la Guerra, convivieron dos ABC: El ABC Nacional, publicado en Sevilla y el ABC Republicano, publicado en Madrid. Fue el único periódico que contó la Guerra desde los dos bandos. De un día para otro, el diario cambiaba totalmente de discurso. La realidad antagónica que enseñaron los dos ABC, fue el reflejo de un país partido por la mitad. 

ko

©hemeroteca.abc

En la democracia, resurgió el diario bajo la dirección de Luis María Anson en 1982. Este, le resituó en el panorama de la prensa de la España democrática, como segundo periódico nacional tras el País. Los principales cambios de Anson, tocaron los puntos siguientes: una portada más atractiva, la captación de las clases medias, la defensa de los ideales de la derecha, y la polémica. El diario siguió muy monárquico con una portada dedicaba muchas veces al Rey. Seguía también de tendencia derechista y sostenía al Partido Popular. Después del nombramiento de Jiménez-Alemán, los cambios en la Presidencia y dirección editorial del diario constituyeron un avance hacia el “Proyecto 2000“. Una estrategia de cambio global en dos años que implicaba la totalidad del periódico y, como consecuencia, un cambio formal importante. En 2005, el ABC era el tercer periódico más vendido de España, y el más antiguo de Madrid. Bajo la dirección de José Antonio Zarzalejos, el ABC se alineó todavía más con el sector del PP. Sin embargo, el diario parecía defender posturas moderadas dentro de la derecha. José Antonio Zarzalejos perdió muchos lectores, mostrando que el ABC no podía seguir estando monárquico y conservador y al mismo tiempo intentarse ser moderado. Esa anécdota muestra que el periódico está anclado en su ideología primera. En 2008, Ángel Expósito fue nombrado como director. Desde 2010, el diario está en proceso de modernización, tanto en prensa escrita como electrónicamente. Con su nuevo director Bieito Rubido Ramonde, el ABC cambió otra vez: nuevo diseño de la edición impresa. Nueva web. Nuevas aplicaciones de dispositivos móviles. Nueva forma de trabajar en la primera redacción integrada de la prensa española. En fin, renovó su compromiso con sus lectores y con el futuro. Sin embargo sus posturas siguen inamovibles. 

lm

©hemeroteca.abc

La preocupación por España, la entrega a la causa monárquica, la defensa de la Iglesia y de los valores tradicionales patrios, la oposición a los movimientos separatistas e inflexibilidad en materia de conflictos laborales o sindicación, son constantes en el ABC. Hoy se caracteriza por ser uno de los diarios mejor escritos y por el número y calidad de sus columnistas, entre los cuales figuran el escritor José Luis Cebrián.

Para mostrar que el ABC sigue de tendencia derechista y monárquica, he destacado dos ejemplos recientes, encontrados en sus artículos. Primero, el diario apoya al Partido Popular y a Mariano Rajoy. El ABC dedicó a la huelga general del 29 de marzo de 2012, la imagen de portada de la edición del 10 de marzo de 2012, acompañada del titular «Huelga política contra el interés general » y añadiendo que la convocatoria es «un intento de influir en las elecciones de Andalucía y Asturias». Ambas informaciones no eran objetivas sino valorativas y discutibles. Las manifestaciones de estudiantes en Valencia contra el gobierno del PP ese mismo día, fueron la noticia principal de portada de otros diarios como el País. También se puede encontrar referencias a Mariano Rajoy y a su gobierno, bajo el titular de “Estado de Excepción Económico”. El ABC elogia la “sinceridad” de Rajoy.

Segundo ejemplo, el ABC queda monárquico y se puede constatar en la actualidad reciente, en cuanto a una imagen del Rey cazando elefantes, mientras España se encontraba muy mal. El ABC Sostuvo a Juan Carlos y defendió el derecho a la intimidad de la familia real en los días siguientes del acontecimiento. Según el periódico, era intolerable que algunos aprovecharan este acontecimiento para criticar al Rey. Además, muchas veces, el diario tiene editoriales favorables a la restauración de la Monarquía.

En cuanto a su formato, el ABC está editado con grapa y en formato folio, lo que facilita su lectura ya que no se desmonta en las manos. En cuanto a su estructura, consta de 3 columnas, con una cabecera igual desde su creación. Está compuesto con artículos de opinión de la tercera página muy famosos, noticias de la actualidad nacionales y provinciales con muchas fotografías (diario ilustrado), actualidades del extranjero y páginas culturales y deportivas (sostiene el Real Madrid). Consta también de una sección religiosa que muestra que conserva su línea católica desde el principio de su creación. El suplemento ABC Cultural está considerado como uno de los mejores en lengua hispana. En cuanto a sus lectores, el ABC reserva un espacio en sus páginas para publicar cartas al director. Los lectores tienen un espacio para opinarse, comunicar sus inquietudes, dar a conocer sus dificultades o dejar sus mensajes de aliento y expresar sus ideas. Con la creación de la edición digital, pueden dialogar también y comentar la información. Pero hoy, nos preguntamos: ¿Cuáles son sus lectores? ¿Siguen leyendo, sólo los monárquicos y conservadores? Muchos sí que lo son. Sin embargo, muchas otras personas que no comparten las ideas del ABC leen el periódico. Eso permite que las mentes se abran hacia ideas nuevas, y así entender mejor la sociedad. Igual esta lectura puede cambiar la opinión de fulano. Lo importante de un periódico no es su ideología sino la información que da, la utilidad y la satisfacción de estar informado.

Con la crisis actual de España, se ha disminuido la venta de ejemplares sumándose a la pérdida de lectores. ¿Cuál es el futuro del ABC? ¿Tendría siempre la misma ideología?

 http://www.abc.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s