Arte

Florecen bellas amapolas en los tejados de París – Flower by Kenzo analísis de la publicidad (2009)

kenzo-flower-article4

flower-perfume-kenzo-edp

Para la publicidad, en 2009, de su perfume Flower, Kenzo decidió ubicar su nueva imagen en los tejados de París. A nivel de la composición y del mensaje denotativo, la atención se focaliza sobre una mujer asiática, Lika Minamoto, muy bella y vestida de rojo, sentada en un techo de París y rodeada de amapolas y chimeneas rojas. En el fondo, en el segundo plano, se destacan y se responden los otros tejados de la capital francesa. El frasco del perfume, caracterizado por su aspecto de florero, ocupa todo el espacio derecho. El rojo es el color principal de la fotografía y hace eco con el vestido, las corolas de las amapolas y las chimeneas.

kenzo-flower-articletop

Lo exótico que emana de la imagen es sobre todo explicitado por el mensaje lingüístico. En efecto, el anclaje está claramente presente con el nombre del perfume y de la marca, ambos unidos. Pero ya a nivel de la grafía la idea de una atmósfera zen y asiática está sugerida: el diseño de “Kenzo” con sus letras que parecen hechas de bambú o de madera y la simplicidad de la grafía de las letras de “Flower”, encarnan una serenidad y toda la simbólica del zen de la marca. La sonoridad misma de la palabra “Flower” llama a volver a una esencia natural y original: la flor pura. Ya estamos sumergidos en lo poético y en la atmósfera de paz a la que quiere conducirnos la marca. El lema “Le monde est beau” confirma la posición de la mujer que contempla, con la suave luz dorada que se refleja en su rostro, un universo urbano y paradójicamente estresado y agitado, con esta tranquilidad japonesa.

kenzo-flower-article6

El mensaje de Kenzo está claro: cada mujer tiene el poder de metamorfosear la realidad y de disfrutar de un presente magnífico.

Finalmente, derivamos rápidamente al mensaje connotativo. Ya hemos dicho que el perfume da serenidad y ligereza a cada mujer y a los días de su vida. Pero sobre todo es notable la semejanza entre la amapola discreta y encantadora y la mujer, cuyo crespón rojo del vestido y cuyas piernas dobladas y abiertas se parecen a corolas de amapola. Además, su pelo negro recuerda las estambres de la flor campestre. Esta encarnación revela cierta elevación interior hacia la idealización de la belleza de cada mujer y de una felicidad absoluta. Las chimeneas rojas que se yerguen en dirección al cielo pueden simbolizar esta elevación. Así, alabar la belleza natural de cada mujer y su capacidad para crear paz y belleza unidas en el mundo es una de la sensible estrategia marketing de Kenzo.

kenzo-flower-article5

Por eso, idealización de una esencia original, chic parisino y zen japonés son los ingredientes para que una mujer se perfume con Flower y se vuelva una flor sensible para sí misma, su entorno y el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s